¿Qué significa subir la escalinata?

Aprovechando el reinicio de las actividades docentes en la mayoría de las universidades cubanas, les dejamos las reflexiones del profesor Manuel Calviño sobre el significado de ser estudiante universitario, extraidas de su programa Vale la pena, emitido el jueves 14 de septiembre.

Escalar la escalinata metafóricamente es un hecho demasiado importante, a mi juicio, como para sencillamente pensar que es el llenado de una boleta, la capacidad o el nivel académico y la suerte de poder entrar en una carrera, que es la que más o menos tú prefieres, y seguir un camino.

No. Yo digo siempre que el ingreso a la universidad tiene sin dudas una continuidad, pero es una ruptura, es una ruptura con respecto a toda la vida estudiantil anterior de una persona. Esto tiene un significado especial, yo empezaría por establecer una diferencia que siempre comunico a mis estudiantes. Yo les digo así: A partir de hoy ustedes están preparándose, están estudiando, ustedes están formándose como profesionales, que quiere decir que están preparándose, estudiando, adquiriendo conocimientos para producir un servicio a las otras personas.

No estoy devaluado la importancia de los estudios anteriores en esta dirección, porque son estudios que de alguna manera son la base sobre la que se va a producir el salto de nivel. Pero dicho así, un poco excedidamente -lo reconozco- el tema del ejercicio académico, del aprovechamiento académico, etc. en niveles anteriores a la universidad tiene un impacto para la persona, sobre todo para la posibilidad de ingresar o no en la carrera que desea, pero el otro está todavía distante en este momento en que yo estoy estudiando física, química, aritmética, matemática, sin embargo desde el primer día en que una persona ingresa a la universidad, el otro, el significado de sus conocimientos, el significado de lo que él va a ser, es fundamental para el otro, el otro siempre está.

Es decir, no se estudia psicología o matemáticas, no se estudia ingeniería civil, arquitectura o pedagogía o medicina, para ser médico, en el sentido de tener los conocimientos que testimonian que yo soy un profesional. No, se estudia para brindar un servicio, se estudia para ser algo que repercute directamente sobre las otras personas.

¿Qué significa ser universitario en Cuba?

De modo que si la adquisición del conocimiento en un momento anterior podía ser más o menos significativa para uno o para otro, aquí la adquisición de conocimiento es fundamental, porque el que yo sea un profesional bien preparado o no, no es un asunto solamente personal, es un asunto que atañe directamente a aquellos a quienes yo les voy a brindar un servicio.

Yo creo que esto es una cosa importante, que un estudiante universitario tiene que tener siempre en cuenta: ahora él deja de ser un estudiante, sobre todo, para sí, y empieza a ser estudiante, sobre todo, para los otros, y esto es una enorme responsabilidad.

En segundo lugar, este responsable para los otros, tiene un significado muy particular en estos tiempos. ¿Por qué? Desde finales del siglo pasado, y el XXI ha debutado con mucha fuerza, el mundo del conocimiento, la gestión del conocimiento, la producción de los conocimientos, se hace cargo de un porcentaje importante de la vida de la sociedad. No en balde se habla de la sociedad del conocimiento, de la sociedad de la gestión del conocimiento y todo el significado que esto tiene para el desarrollo, y el desarrollo sostenible.

Por lo tanto, estamos hablando de que un estudiante universitario, va a entrar, está entrando en el mundo de una de las gestiones fundamentales que tiene como consecuencia el desarrollo mejor, más sostenible, más adecuado y más productor de bienestar y felicidad para las personas.

Yo siempre digo que el estudiante universitario, el profesional, es de alguna manera una parte sustancial, fundamental, del motor que mueve a la sociedad, del motor que mueve a la sociedad y que tiene efectos sobre la vida, sobre el bienestar y la felicidad de las otras personas.

Por lo tanto, aquí asume una responsabilidad específica, y claro para esto hay que entender, como lo que decía Martí. Martí tiene una frase que a mí me gusta mucho: La inteligencia no es más que medio hombre, y no lo mejor que él, ¿qué escuelas son estas donde solo se educa la inteligencia? Lo que estamos haciendo son abogados y médicos, pero ¿dónde están los hombres?

Es decir, esta idea de que el profesional, el universitario, el graduado universitario es una persona con un compromiso social, es una persona que tiene que poner por delante su construcción, no solo como un sabedor de cosas, hacedor de cosas sino como un sujeto comprometido, como ciudadano comprometido, como persona que asume una responsabilidad social.

Y en este sentido no hay duda alguna de que subir la escalinata es un cambio sustancial que hay que pasar siempre por la reflexión, por la voluntad y por el ejercicio justamente de la decisión.

Los 95 de la FEU

Los motores del desarrollo del país, ese desarrollo que de alguna manera merecen, demandan los cubanos y las cubanas, están en las universidades. Claro, uno dice, estudiar en una universidad en este país, no tiene precio pero si tiene costo. Tiene un costo en sacrificio, tiene un costo en dedicación, y tiene un costo en decisiones jerarquizadas, en dejar de lado muchas cosas que quizás nos gusten pero tenemos que priorizar otras, y tiene un costo sobre todo en compromiso.

Quien ingresa a la universidad tiene que entender que empieza un camino de servir a las otras personas, de servir a la sociedad. Empieza un camino que es fundamental y cuando están subiendo la escalinata, está subiendo una escalinata de la que no se baja. No se baja en el sentido de que siempre estará estudiando, preparándose, comprometiendo, sirviendo, siendo un ciudadano activo de la construcción del bienestar y la felicidad de las otras personas.

Claro, que les voy a decir, hace muchos años que lo soy: ser universitario de corazón, de conciencia, de compromiso, no lo dude nadie… Vale la pena.

Sobre El observador 71 Artículos
Luis Ramón Campo Yumar Licenciado en Letras en la Universidad Central de Las Villas. Espirituano de nacimiento, villaclareño por adopción. Cubano 100%

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.