Se fue el 2016… ¿Qué esperar para el 2017?

Ya el 2016 está cerrando sus cortinas y yo me froto las manos, no porque esté nevando, sino porque me preparo para enfrentar el 2017 con tremendas ganas de hacer cosas nuevas y buenas, además de romper alguna que otra meta. Cada año que cierra es una oportunidad para sacar cuentas -no solo por los precios del tomate y de la carne de puerco- y poder evaluar nuestra actividad durante estos 366 días.

Las mías están claras: me gradué, comencé a trabajar en varios centros educacionales, tengo un blog, aumenté los puntos de amor de toda la gente que me quiere, hice un montón de amigos que me extrañan, me gané algún que otro enemigo de paso, entre otras cosas.

El año nuevo entraña nuevos retos, pero tenemos que ver con luz larga. No pretendas emprender una aventura sin consultar los intentos de años anteriores, trata de comenzar el nuevo período sin deudas, ni deudores que en tema de fines e inicio de año no todo puede ser «borrón y cuenta nueva».

Lo cierto es que el 2016 se nos está poniendo viejito y el 2017 está casi a punto nacer. Sin pretender ser un gurú: aquí te van mis pronósticos de las cosas que podemos esperar que sucedan el próximo año.

  • El precio del petróleo seguirá siendo noticia mientras más niños mueren de sed en África
  • Israel mantendrá el cerco al pueblo palestino mientras las trasnacionales aplastan las economías subdesarrolladas
  • El Trump(to) norteamericano, encerrado en su torre de billetes dará «importantes pasos» para expulsar a la peste latina mientras se detendrán los avances de las relaciones Cuba- EE.UU.
  • Miles de personas se amarán intensamente mientras otras tantas se odiarán por asuntos que ni comprende.
  • La Serie Nacional de beisbol tendrá un nuevo campeón mientras Víctor embullará a otro jugador a apuntarse en su nómina cocodrila.
  • En las escuelas se seguirá enseñando a los niños a ser como el Che y Fidel mientras el mundo reconoce la labor de miles de médicos cubanos en los cinco continentes.
  • Más de uno dejará su hogar para buscar las minas de Rey Salomón en otras tierras mientras otros tantos soñaran con vivir en una isla como la nuestra.
  • La gente seguirá pidiendo cosas buenas para todos a través de sus miles de santos mientras las iglesias se colman de orantes para hacer de este mundo un lugar menos hostil.
  • Los cañones seguirán apuntando a los inocentes mientras miles de utópicos como tu o yo seguiremos intentando salvar el planeta

Por cierto jamás me he tragado el cuento ese de que lo que hagas el primer día del año será lo que estarás haciendo durante todo el año. Cada primero de enero tomo -o intento tomar- cerveza, como carne y yuca con mojito, sin embargo en el resto del año… bueno tampoco hay que ser tan duro con el año.

Aquí están mis apuntes para el 2017:

  • Aumentar el resultado de la ecuación tiempo para la familia / tiempo para el trabajo
  • Ser más amigo de mis amigos y menos enemigo de mis enemigos
  • Aumentar mi experiencia como profesor de Español Literatura
  • Mantener alejado de vicios que me degraden como persona
  • Desarrollar una aplicación para móviles
  • Aprender un poco más de Esperanto
  • Continuar observando y comenzar una nueva sección en el blog

Deja tu resumen del año y tus tareas para el próximo en los comentarios, que aunque parecen solo letras frías, son cálidas avisos de que lees mi blog.

¡Feliz Año Nuevo!

 

Sobre El observador 71 Artículos
Luis Ramón Campo Yumar Licenciado en Letras en la Universidad Central de Las Villas. Espirituano de nacimiento, villaclareño por adopción. Cubano 100%

2 Comentarios

  1. Muy buenas tus propuestas para el 2017, Luis!!
    Yo tampoco soy un gurú ni mucho menos, pero también pronostico cosas buenas y malas para este 2017. A tu lista le añado las mías:
    -La lista roja de la UICN seguirá aumentando y ya no serán solamente las plantas y los anfibios los que encabecen el ránking de las especies vivas en peligro de extinción. No, creo que los mamíferos serán los más afectados en este 2017; no solo las bellas y esbeltas jirafas serán afectadas; antílopes, primates y pangolines serán también desplazados por la deforestación y la pérdida del hábitat.
    -En este sentido, creo que los continentes más afectado serán Eurasia y África.
    -En otro plano, vaticino una revolución norteamericana: se sumarán miles de estadounidenses diametralmente opuestos al nuevo presidente electo de los EE.UU. Lo que no me queda claro es si lograrán sus objetivos de revocar el sistema electoral de su país. Una cosa es cierta: EE.UU será una “olla de de grillos” en este 2017; habrán huelgas, manifestaciones, complots, políticas sucias (aun más sucias), crisis económicas empresariales a gran escala y un largo etcétera. Y por supuesto, el rechazo internacional estará presente; los artistas y otras personalidades se sumarán a la lucha.

    En cuanto a los proyectos futuros, hago míos los tuyos, pero bueno, dejaré que el presente se desenvuelva poco a poco y como se sucedan las cosas, veré en qué dirección y en cuál carro me subo.
    Muchas felicidades a todos

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.