Prometeo tiene un IPhone [La Enfermedad Crónica de Vivir]

Los Festivales de Artistas Aficionados son toda una fiesta en cualquier universidad de Cuba. Los estudiantes se preparan, ensayan, corren, pintan y hasta se estresan y les sube la presión. Hay que tenerlo todo preparado, la escenografía más bella, las mejores canciones y bailes, el mejor guion.

A esta fiesta me quería sumar, como no, y tocar al menos una canción por lo que me alegré mucho al saber que contaban conmigo. Mi vicedecana de extensión me adelantó algo del tema. Versaría sobre la historia de la tecnología y tendría el eslogan Prometeo tiene un IPhone para establecer la analogía de que Prometeo en el acto de entregar el fuego, fue el iniciador de la carrera tecnológica de la humanidad que ha llegado hasta esos aparatos a los que le falta un pedazo de manzana.

Pues manos a la obra y en una cola para entrar a El Mejunje escribí, junto a un amigo, una canción virulenta (siguiendo el estilo de Virulo, no es que estuviera enferma) que trataba sobre hipotéticamente un Olimpo tecnológico.

A mi amigo no lo dejaron tocar en el festival por lo que tuvimos, a evidente disgusto suyo y mío, buscar un guitarrista sustituto. Osvani, un muchacho de tercero de mi carrera, fue el elegido sin ni siquiera sacar a Excalibur de la piedra. Desde ese momento nos conminamos a ensayar como locos y con muy poca seriedad (la verdad, ante todo) la que sería la canción del festival.

Fue mucho el trabajo, las horas de agotamiento, las carreras para resolver los materiales mínimos para tener una escenografía decorosa. Muchos fueron los que miraba y criticaban, pero no hacían. Pero a pesar de los pesares, la lluvia, el sol, el sereno, la pintura seca y la harina de pan con gorgojos; se hizo todo o casi todo a tiempo.

El día de la gala nos pusimos a ensayar delante de un guitarrista ocioso que por su misma labor de no hacer nada se puso a improvisar un punteo entre verso y verso de la canción. Tan buena fue su labor que decidimos incluirlo en el número. Después del ensayo técnico fuimos a comer y si es posible bañarse (que no fue posible en mi caso) pues a las nueve empezaba el show.

A esa hora, a punto de cerrarse el telón, los “mucha mierda” llovían y me empapaban de nerviosismo las piernas. Pero todo fue saliendo poco a poco hasta que llegó el número antes del mío. A esa hora amarré cortico a mi guitarrista del punteo, pero Osvani no aparecía por ningún lado. Y llegó al fin mi turno, pero con un guitarrista ausente.

Salimos al escenario conscientes de que no se podía tocar. Fueron los 30 segundos más largos de mi vida (hasta ahora). Literalmente sentía los oídos y las pupilas hambrientos del público. La espera se prolongaba y el Osvani ¿Dónde estará metido? llenándome la mente. Hasta que se me ocurrió ser sincero con el respetable y les dije:

-Caballero, se me perdió un guitarrista. Se llama Osvani ayúdenme a llamarlo.

El público empezó a gritar el nombre hasta que, corriendo, guitarra en mano y echando todavía humo de cigarros por la nariz llegó el solicitado. Y así tocamos la canción y salió. Un poco inconformes con el audio, pero contentos por los aplausos y yo sonriente todavía por la aceptación.

Así que, cada vez más convencido que la fatalidad me persigue, pero yo me le escapo a cada rato, les dejo el texto de la canción y ojalá que les guste.

Prometeo tiene un IPhone

No es un cuento que te hago

A todos lados llega la ciencia

Entre rezos y halagos

hay tecnología en la antigua Grecia

Hermes está un poco bravo

Pues ya no se usa el papel

Se ha quedado sin trabajo

Todo se manda por la red

Poseidón disfruta mucho

Y hasta ha roto alguna pauta

Dejó a un lado el tridente

Y navega por el nauta

Y aunque ya no me lo creas

En el Olimpo no se va la luz

El néctar y la ambrosía

Se están mandando por Bluetooth

La cosa empezó con fuego

Y es que todo avanza tanto

Etón tiene cuenta en twitter

Y Prometeo tiene un IPhone

Atenea obnubilada

Se olvidó de sus tragedias

Porque ahora se aprende más

Utilizando la Wikipedia

Ares está como un niño

Nadie lo puede parar

Pues con las redes sociales

Hay más espacios para guerrear

Hades sobrecumple el plan

Perdona que te lo cuente

Con la moda de los selfies

Se producen más accidentes

El negocio del amor

Nunca estuvo tan alto

Ahora Eros y Afrodita

Crean páginas de contactos

La cosa empezó con fuego

Y es que todo avanza tanto

Etón tiene cuenta en twitter

Y Prometeo tiene un IPhone

El arte se ha vuelto libre

Pa´ que no te asombres tú

Las musas con más trabajo

Están administrando Youtube

Las parcas con sólo un ojo

Están de lo más contentas

quién es el que va a morir

Es lo que más se comenta

Zeus, el jefe siempre

Señor entre los señores

En su página de Facebook

Es el que tiene más seguidores

Los dioses al internet

Se conectan poco a poco

Pero los precios de etecsa

Los están volviendo locos

Para ver el video aquí

Sobre alex92 15 Artículos
Lic. en Ciencias de la Información. Técnico Medio en Informática. Aficionado al más universal de los deportes, loco por la música Rock y los libros.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.