Pánfilo, ¿el Chaplin de los cubanos?

Imagino cuán difícil deba ser asumir un personaje que no posea nuestra edad, ni nuestras características físicas, ni nuestro tono de voz, giros del lenguaje y referencias, así como nuestra manera de caminar, vestir y comportarnos, pero sobre todo asumir a alguien que ha tenido una historia común con los ancianos cubanos de estos tiempos con una experiencia de vida diferente a la nuestra y lograr, como Luis Silva, al representar a Pánfilo, una teleaudiencia tan numerosa, hasta el punto de estar en la preferencia.

Dicen que los cubanos y cubanas, solemos reírnos de nuestros problemas, que pasamos por encima de nuestras carencias y solemos crecernos ante las dificultades, lo cual es cierto. Pánfilo es un cubano más. Detrás de este personaje y de todo el programa Vivir del cuento hay una idiosincrasia y una cotidianidad que refleja las raíces más profundas de nuestra manera de ser y sentir como cubanos y cubanas de hoy.

Ser capaz de provocar una sonrisa y hacernos reflexionar, es el mérito de Pánfilo a quien solo puedo homenajear para unas veces llorar sus penas, y otras reír con sus bien logrados chistes.

Chaplin hizo reír a este mundo, criticando las miserias humanas. Fue su humanismo el que hizo reflexionar y aportó una experiencia de vida y una visión desalienadora. Ha quedado para la historia su filosofía de vida que es una crítica social que nos invita a vivir cada día a plenitud sin pasar por alto nuestros conflictos.

Pánfilo es eso, el Chaplin de nosotros los cubanos y cubanas de hoy, él nació acá en Cuba y nos hace renacer cada nuevo programa con la esperanza de que sí, «un mundo mejor es posible».

Sobre El observador 71 Artículos
Luis Ramón Campo Yumar Licenciado en Letras en la Universidad Central de Las Villas. Espirituano de nacimiento, villaclareño por adopción. Cubano 100%

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.