Martí: Un cuadro hecho poesía

Quizás hayas leído, o escuchado hablar sobre el poema XXI de los Versos Sencillos, pero ¿sabes que fue inspirado en un cuadro visto por José Martí en 1891?

Es bien conocido el interés de José Martí por la pintura, gusto que dejó plasmado en más de un escrito suyo. Es imposible evocar al maestro sin pensar en su poesía y en la transformación desde Ismaelillo hasta llegar a Versos sencillos. Se unen en este poema de forma especial, la pintura y la lírica gracias al Apóstol.

La primera estrofa del poema, nos introduce en la temática a tratar, además de evidenciar la profunda influencia que ha dejado en el poeta la visualización del cuadro:

Ayer la vi en el salón
De los pintores, y ayer
Detrás de aquella mujer
Se me saltó el corazón.

Las tres estrofas que constituyen el cuerpo del poema, las dedica Martí a describir la pintura:

Sentada en el suelo rudo
Está en el lienzo: dormido
Al pie, el esposo rendido:
Al seno el niño desnudo.

Sobre unas briznas de paja
Se ven mendrugos mondados:
Le cuelga el manto a los lados,
Lo mismo que una mortaja.

No nace en el torvo suelo
Ni una viola, ni una espiga:
¡Muy lejos, la casa amiga,
Muy triste y oscuro el cielo!…

Concluye el poeta retomando la idea de la primera estrofa, donde esboza el contexto y la impresión que le causó esta pintura.

¡Esa es la hermosa mujer
Que me robó el corazón
En el soberbio salón
De los pintores de ayer!

El autor de este cuadro es el pintor y ceramista francés Jean Charles Cazin quien obtuvo la medalla de oro en la Exposición Universal de 1889 y el Gran Premio en la de 1900.

En 2003 se publicó en el número 138 de la revista Islas de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas (UCLV), un artículo donde se exponía los esfuerzos del investigador Saulo Antonio Fernández Núñez para encontrar el cuadro que hoy te presentamos. Sobre la autenticidad del óleo, el propio investigador plantea:

La traducción del título parece ser Viajeros agotados. El cuadro data de 1885, una fecha importante desde varios puntos de vista. A este investigador no le cabe duda de que es la misma pieza que fue exhibida en Nueva York en la galería de Seney, que Martí vio la noche del 11 de febrero de 1891.

No es el único cuadro que ha sido descrito por Martí en sus obras, pero es uno de los más importantes y el único que conocemos vinculado a la poesía.

Sobre El observador 71 Artículos
Luis Ramón Campo Yumar Licenciado en Letras en la Universidad Central de Las Villas. Espirituano de nacimiento, villaclareño por adopción. Cubano 100%

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.