Elecciones en Cuba: una de cal y otra de arena (+ tablas) (+Apk)

Que nos perdonen los catedráticos, los juristas y los estadísticos por inmiscuirnos en sus asuntos pero a la luz de las Elecciones Generales en Cuba hemos decidido exponer nuestras ideas sobre los resultados oficiales aportados por la Comisión Electoral Nacional (CEN).

Los principales datos globales de esta primera fase han sido publicados por la prensa nacional hace apenas unos días, resaltándose la disminución de los por cientos de boletas anuladas y boletas en blanco en comparación con elecciones anteriores (19 de abril de 2015), los cuales resumimos a continuación:

*ElectoresVotaron%B. Válidas%B. Blanco%B. Anuladas%
20178 548 6087 610 18389,02%6 985 87791,80%313 9584,13%310 3484,08%
20158 403 8367 553 52289,88%6 837 74190,52%343 4304,55%372 3514,93%
20138 668 4577 877 90690,88%7 418 52294,17%364 5764,62%94 8081,21%
Nota: Los datos de los años 2015 y 2017 pertenecen a la elección de delegados a la AMPP, mientras que los de 2013 a la elección delegados a la ANPP.

Fuente: Elaboración propia a partir de las publicaciones del periódico Granma de 1/12/17, 25/4/15 y 8/2/13.

No nos debe sorprender el hecho de que los medios nacionales coloquen su atención en la disminución de boletas anulada (0,85%) o en blanco (0,42%), obviando sutilmente otra disminución: la de votantes (0,86%). La realidad está en los números y las matemáticas nos llevan a una sola dirección: votaron menos personas pero lo hicieron mejor y esta verdad no hay por qué esconderla.

Démosle forma a esta idea: Los datos apuntan que un total de 938 425 con derecho al sufragio en Cuba no lo ejercieron, es decir votaron 88 111 electores menos (a pesar de que se aumentó en 144 772 los electores en el registro) que en las elecciones anteriores. ¿Tenemos que alarmarnos? No.

Se depositaron en urnas 148 136 boletas válidas más que en 2015 y en concordancia se redujo en 91 475 las boletas en blanco o anuladas, y 56 661 mejoraron su voto. Todo parece indicar que aquellos que votaban en blanco o decidían anular las boletas se quedaron esta vez en casa. Por cierto un dato que también mejoró fue el voto efectivo, que es en definitiva el que decide.

¿Qué es el voto efectivo?

Consideramos como voto efectivo el ejercicio del votante que resulta válido para elegir a uno de los candidatos. Es un dato que nunca se muestra en tablas pero que es muy fácil de calcular:

Cantidad de boletas válidas (única forma efectiva de elección) / Cantidad de electores (aquí están los votantes inefectivos y los no votantes)

*B. VálidasElectoresVoto EfectivoParticipación
20176 985 8778 548 60881,72%89,02%
20156 837 7418 403 83681,36%89,88%
20137 418 5228 668 45785,58%90,88%

En 2017 se redujo la participación en 0.86% pero se mejoró el voto efectivo en 0,36%. Los índices tan altos del voto efectivo en 2013 se deben fundamentalmente al voto unitario (el círculo que permite votara por todos los propuestos sin tener que marcarlos todos) que reduce la posibilidad de invalidar la boleta.

Más allá de tablas y por cientos, las elecciones en Cuba nos dejan siempre una grata sensación de participación popular donde casi todos los que pueden, lo hace de manera correcta y efectiva.

Puedes consultar todo sobre el sistema electoral cubano con esta aplicación.

Sobre El observador 75 Artículos
Luis Ramón Campo Yumar Licenciado en Letras en la Universidad Central de Las Villas. Espirituano de nacimiento, villaclareño por adopción. Cubano 100%

1 Comentario

  1. Muy oportuno el comentario. Realmente a mí también me sorprendió el hecho de el 85 por ciento de votantes. Una lástima que nuestra prensa no analice estos números fuera de la mera consigna.
    Estas son unas elecciones históricas. Todos lo sabemos. El destino de Cuba está en manos del pueblo y los eufemismos no van a concientizar a nadie sobre la importancia de ejercer el derecho al voto.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.