El niño de la foto de Humboldt 7

Exactamente una semana después de conmemorarse el 60 aniversario de los sucesos dramáticos de Humboldt 7, les propongo, mas que repasar los acontecimientos marcados por la delación, la masacre y la violencia inherente a los esbirros batistianos, indagar sobre una imagen icónica de lo sucedido el 20 de abril de 1957.

Los miembros del Directorio Revolucionario, Fructuoso Rodríguez Pérez, Juan Pedro Carbó Serviá, José Machado Rodríguez (Machadito) y Joe Westbrook Rosales fueron asesinados por las fuerzas policiales del tristemente célebre Cap. Esteban Ventura Novo, el 20 de abril de 1957.

Cuba y el mundo conocieron de los trágicos sucesos a través de la prensa cubana. Los acontecimientos fueron reportados por los diarios y revistas, los cuales obtuvieron los detalles de las acciones por los vecinos que presenciaron la matanza y gráficamente apoyado por varios periodistas y fotógrafos que llegaron al edificio número 7 de la habanera calle Humboldt.

De las fotos que circularon por esos días hay una en especial, que posee toda la carga emocional del momento: la instantánea donde un niño observa una cascada de sangre que desciende por las escaleras hasta llegar al piso. Es oportuno en estos momentos de recordación indagar sobre este enigmático niño, que mirando absorto, con las manos detrás de la espalda, la evidencia de la más feroz violencia, se convirtió en una referencia gráfica de los crímenes y los horrores del régimen batistiano.

¿Cuándo fue tomada esta foto?

En la tarde del propio día 20 de abril de 1957 y publicada por varios diarios y revistas en las tiradas de los días siguientes.

¿Quién es este muchacho?  

Según varias investigaciones su nombre es Héctor Rodríguez González y se encontraba en ese momento en Humboldt 7, pues era el hijo del conserje del edificio.

¿A quién pertenecía la sangre?  

El caudal de sangre que inunda la escalera y forma un charco en el piso pertenece a Juan Pedro Carbó Serviá, quién fue dejando un rastro ensangrentado al ser arrastrado por los esbirros del capitán Ventura desde el primer piso hasta la puerta principal.

¿Qué fotógrafo tomó tan dramática foto?  

No se tiene la certeza de la autoría de esta imagen, aunque hay grandes probabilidades de que fuese uno de los fotógrafos que cubrieron la noticia: José Ortiz (Pepin) colaborador de Bohemia; Juan Manuel Miralles del periódico Alerta; Luis Martínez Paula del diario Mañana; Florencio Gerardo Portuondo Valdés (Floro) de Pueblo; Delio Valdés de Ataja y Narciso Báez de Prensa Libre.

Fuentes: El Caimán Barbudo y Cubaperiodistas

Sobre El observador 71 Artículos
Luis Ramón Campo Yumar Licenciado en Letras en la Universidad Central de Las Villas. Espirituano de nacimiento, villaclareño por adopción. Cubano 100%

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.