El estilo cuentapropista [Entre líneas y curvas]

A a partir de la crisis los años 90 en Cuba, las ciudades cubanas en cuanto a arquitectura se vieron obligadas a adaptarse en dependencia de las necesidades de la vida cotidiana. Un sinfín de restricciones y limitaciones, acompañaron el deterioro de los inmuebles, debido a malos usos y poco mantenimiento, lo que provocó que la arquitectura perdiera completamente su valor artístico y se transformara solamente en construcción, y citando al arquitecto Mario Coyula  “La arquitectura cubana fue secuestrada por los constructores”.

En la actualidad ha ocurrido un fenómeno complejo con la aparición del llamado “cuentrapopismo”, pues existe un innegable auge constructivo. El problema está en que como es construcción por esfuerzo propio, en no pocas ocasiones aparece males como la banalidad de algunos elementos que le agregan a los inmuebles y la destrucción de patrimonios, a veces ni vistos, en algunas viviendas. Son construcciones que no se basan en estilo alguno.

Específicamente en la vivienda aparece, de nuevo resalto lo expresado por Coyula, “la  buena puntería para copiar lo malo”. La frase que comúnmente se escucha en la calle y que intenta justificar estos estilos es “buen gusto”, pero quién dicta  que es lo de buen o mal gusto?

Lo que debemos criticar en el ejemplo que sirve como foto de portada es: primero el uso de los colores no es favorable, el letrero es excesivo, y opaca la riqueza de la fachada de una vivienda eclectiva sencilla.

La textura de los ladrillos lo único que logra es que el conjunto tenga mucha variedad y se recargue la composición, por no mencionar la cornisa naranja  y el amarillo estridente del agregado del ultimo nivel.

Hoy se pueden observar en la calles montones de colores que no son los mas idóneos, pequeñas balaustradas, delfines y otras figuras, que desvirtúan nuestra arquitectura, la cual  para que sea de cubanía puede prescindir de estos elementos.

La justificación no puede ser la escases de materiales. Creo que la causa principal está en el  desconocimiento de los constructores, en el hecho de que muchos dueños solo quieren ostentar sus riquezas, y en que unos y otros no buscan apoyo especializado.

En el tema vivienda es muy interesante las soluciones que se pueden llegar con asesoria,  incluso usando materiales que existen y presupuestos accesibles. En la próxima publicación les mostraré una forma de cómo hacerlo.

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.