El doble error del alquiler [A la vista]

Con el aumento del “cuentapropismo”, aumentó también la necesidad de buscar, arrendar o negociar los espacios en los cuales montar un “negocito”. Gracias a la colaboración de alex92 descubrimos que en Santa Clara se puede “arquilar” un local, pues el dueño del garaje ha decidido utilizar de mejor manera el espacio que le sobra arrendando su garaje y de paso regalándonos este error.

No es difícil percatarse que este error proviene del vínculo que existe entre las formas  de escritura y oralidad, en otras palabras, como se dice popularmente: las personas escriben como hablan, es decir hablan y escriben mal.

No es un capricho que alquiler se escriba con ele  y no con ere, la explicación está en la etimología de la palabra pues alquiler proviene del árabe hispánico alkirá o alkirí, y este del árabe clásico kirā’.

Cuando los lunes vienen de España [A la vista]

Un error lo comete cualquiera, pero dos son demasiados. Además del ya mencionado alquiler, nuestro famoso vecino decidió colocar el nombre del local en inglés pues en el idioma Español garaje se escribo con jota y no con ge. La regla olvidada por muchos dueños de autos dicta que: Las palabras terminadas en –aje se escriben con jota, con las excepciones de backstage, collage, enálage, hipálage, ambages, todas realmente raras.

Resultado final del anuncio: 2 grandes errores. Esperemos que si logra alquilar el garaje, a pesar de la poca ortografía, lo que gane le dé para comprarse un diccionario.

El gazapo en la pasta de tomate [A la vista]

Sobre El observador 71 Artículos
Luis Ramón Campo Yumar Licenciado en Letras en la Universidad Central de Las Villas. Espirituano de nacimiento, villaclareño por adopción. Cubano 100%

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.